(puede que le interese leer este post también: La Cultura Organizacional, escrito por Enrique Baliño)

Si usted es gerente de contribuyentes individuales o gerente de gerentes, cualquiera sea el título de la posición (supervisor, manager, SVP, VP, etc.), mire esta pizca de sabiduría que recibí de Juan Franchi el domingo pasado:

The six most important words: I admit I made a mistake.

The five most important words: You did a good job

The four most important words: What is YOUR opinion?

The three most important words: If you please.

The two most important words: Thank You.

The one most important word: We.

The least important word: I.

El autor es desconocido, pero su mensaje–además de sabio–muy familiar para aquellos que -como Juan- han ejercido el arte del liderazgo y la gestión por tantos años que cabe llamarlos practicantes veteranos. Ese arte es tributario de la comunicación interpersonal y se define en esencia por dos imperativos innegociables: lograr los resultados a través del equipo y crear el mejor clima para trabajar.

Post de interés: ¿Qué hacen los buenos líderes?

Las palabras crean mundos, como puede comprobarlo si hace el ejercicio de imaginar el impacto emocional que provocaría en usted escuchar a su jefe o jefa decirle: “Hiciste un buen trabajo” o preguntarle: “¿Cuál es tu opinión?”

Las palabras crean emociones y hay palabras para expresar las emociones creadas. ¿Cómo se sentiría usted si escucha una o otra de las oraciones mencionadas? Tal cual lo comprobamos una y otra vez en nuestros talleres de desarrollo ejecutivo, probablemente se sentiría reconocido, valorado, respetado. Y las emociones determinan a las personas y a las empresas.

Leer más: lo que te trajo hasta acá, no es lo que te llevará allá

Peter Drucker

La cita de autor desconocido que me envió Juan, evocó en mí un artículo de Peter Drucker publicado en una HBR de 2004, si no me falla la memoria. En ese artículo Drucker destila más de seis décadas de investigación y reflexión sobre la práctica de la gestión. El artículo contesta la pregunta ¿qué hace eficaz a un ejecutivo? Y la respuesta son los siguientes 8 hábitos:

1

Preguntan ¿Qué hay que hacer?
2

Preguntan ¿Qué le conviene a la empresa?
3

Desarrollan planes de acción.
4

Asumen la responsabilidad de sus decisiones.
5

Asumen la responsabilidad de comunicar.
6

Se centran en oportunidades en vez de problemas.
7

Conducen reuniones productivas.
8

Piensan y dicen “nosotros” en vez de “yo”.

Relea el octavo hábito y difícilmente no podrá acordar con el autor desconocido, Juan y conmigo que–si le ha tocado ir sentada o sentado en el asiento del conductor–“Yo” es la palabra menos importante.

Send this to a friend