Leadership vs. Management


Creo que debido en gran parte a dos formidables artículos publicados en HBR, “Managers and Leaders. Are they different?”, de Abraham Zaleznik y “What Leaders Really Do”, de John Kotter, el primero de 1977 y el segundo de 1990, el tópico que expresa el título de esta entrada se ha convertido en un clásico en el estudio del liderazgo y la gestión.

Evidencias: los propios artículos referidos son  “clásicos” de HBR y han sido reimpresos en incontables oportunidades desde su publicación original, y también es clásica la comparación en los mejores programas de desarrollo de liderazgo de escuelas de negocios y corporaciones.

La distinción entre liderazgo y gestión, además de haberse vuelto un tema clásico, importa; y esta importancia parece haber crecido a medida que  se ha acelerado la tasa de cambio en la mayoría de los ambientes y ecosistemas de negocios.

Relacionado: El Camino de Steve Jobs

En el taller de nuestra suite de desarrollo de liderazgo y gestión, seguimos la tradición, pero hemos resumido los aportes académicos de Zaleznik, Kotter y otros (ver más abajo) en un slide que usamos más para evitar la discusión que para provocarla.

¿La razón? Si la gestión es una práctica -independientemente del atractivo que toda la literatura y la discusión académica acumulada le ha otorgado al tópico Leadership vs. Management, desde la perspectiva del practicante (el manager) creemos que eso es casi todo lo que vale la pena decir.

Leyendo a Henry Mintzberg en su último libro, “Managing”, publicado este año, encuentro un párrafo cuya elocuencia puede transformar nuestra creencia en una convicción:

“It has become fashionable to distinguish leaders from managers. One does the right things, copes with change; the other does things right, copes with complexity. But the distinction doesn’t mean much in the everyday life of an organization. Sure, we can separate leading and managing conceptually. But can we separate them in practice? Or, more to the point, should we try? How would you like to be managed by someone who doesn’t lead? That can be awfully dispiriting. Well, then, why would you want to be led by someone who doesn’t manage? That can be terribly disengaging.»

En la práctica: cada vez más las empresas necesitan gerentes–líderes; no sólo gerentes, no sólo líderes–prosa y poesía a la vez.

Entrada de interés: ¿Qué es el Coaching Ejecutivo?

Leadership vs. Management

Send this to a friend