foto perfil Gonzalo Noya socio

Sobre el Autor

Gonzalo Noya

Socio y Líder de Práctica – Cambio / Gestión de Proyectos de Xn

Dirige los equipos de Servicios de Dirección de Proyectos, de Oficina de Gestión de Programas (PMO) y de Gestión del Cambio Organizacional de Xn. Diseña y Facilita soluciones de Cambio Organizacional con el enfoque positivo de la metodología de Indagación Apreciativa. Facilitador Senior de los talleres de Liderazgo y Gestión de Xn.

Fue Gerente de Servicios de Tecnología de IBM Uruguay y Paraguay y como Director de los programas y proyectos más grandes de IBM Uruguay. Durante su trayectoria en IBM recibió diversos reconocimientos, entre los que se destaca el de haber sido elegido como uno de los mejores 25 Directores de Proyectos de IBM a nivel mundial en 2004.

Las organizaciones son como los seres vivos. Su ciclo de vida tiene muchas similitudes al ciclo de vida de, por ejemplo, una persona.

Para Cada Etapa de la Vida se Necesita un Liderazgo Ajustado a las Circunstancias

En el proceso de crecimiento, el cuerpo (la estructura de la organización) tiene cambios importantes. El desarrollo manda tomar decisiones clave para ajustarse a los obstáculos o a las oportunidades que aparecen. Con la tasa de cambio actual algunas organizaciones no pueden transformarse con la velocidad necesaria. ¿Cuál es el mejor camino? ¿La misma empresa re-inventándose? ¿La creación de empresas “hijas”? ¿O las dos? Leer más: La Cultura Organizacional

Las Etapas de Vida de las Organizaciones

Niñez Organizacional

la niñez organizacionalLas organizaciones empiezan como los niños (startup), explorando y probando qué cosas son buenas y qué cosas son malas.Aprendemos rápidamente y nos adaptamos en forma vertiginosa. En esta etapa en general hay alguien que nos ayuda y nos protege. Alguien que es nuestro mentor y nuestro sustento emocional y económico.

La Adolescencia

adolescencia empresarial

Pasamos luego a ser adolescentes donde el crecimiento es acelerado y nuestro objetivo principal es ser aceptado por los demás, ser el más popular del colegio. Cuando el crecimiento y la “fama” llegan rápido empiezan las confusiones y los problemas. Tenemos todas las respuestas y siempre tenemos la razón y eso nos lleva a cometer errores. Cuando algún mayor nos dice algo le decimos que está equivocado o que no entiende cómo son las cosas ahora y prácticamente solo seguimos nuestras propias reglas. Con los únicos que nos juntamos es con nuestros amigos que están también en la misma etapa, relaciones que marcarán nuestro futuro. Aquí también se aprende rápido y hay muchos cambios pero como bien lo dice el dicho: “Niños chicos problemas chicos, niños grandes problemas grandes”. Ver más: Soluciones de Cambio Organizacional de Xn Partners

Adultos – Los Problemas Crecen

las organizaciones son un ser vivo-adultezEstos problemas empiezan a crecer a tal punto que nuestros mentores (posiblemente nuestro sostén económico) ya no están en condiciones de seguir protegiéndonos y tenemos que valernos completamente por nosotros mismos y comienza la etapa de adulto. Cuando somos adultos tenemos más preguntas que respuestas. Valoramos más los consejos que nos daban nuestros padres y mentores y entendemos las razones por las cuales nos establecían ciertos límites. Comenzamos a establecernos reglas y disciplinas, a adquirir hábitos y rutinas, a gestionar nuestras finanzas, a establecernos metas y tratar de alcanzarlas. Nuestro objetivo ya no es tanto crecer y cambiar, sino más bien estabilizarnos y llegar a un equilibrio.

De Adulto a Adulto Mayor

etapa adulto mayorEn la edad adulta transcurre la mayor parte de nuestras vidas, algunas más felices que otras. Pero lo inevitable en algún momento nos alcanza y empieza le etapa de adulto mayor. Seguimos siendo adultos y nuestros comportamientos son los mismos, pero empiezan a aparecer problemas que nos limitan cada vez más. En las empresas aparecen nuevos competidores con los cuales no podemos competir y así perdemos un pulmón, luego la tecnología genera alguna disrupción y aparece nuestro “Uber”—el participante que cambia las reglas del juego completamente.

El Futuro de las Empresas «Mayores»

Ya no se acuerdan tanto de nosotros porque la fama pasó. En el pasado cuando alguien nos nombraba mucha gente nos conocía y ahora ya nadie se acuerda de nosotros. Hasta que algún día, finalmente nos vamos, rápidamente o en un lento proceso. Siendo conscientes de este ciclo de vida, una forma de preservar la especie en las empresas es teniendo “empresas hijas”, una nueva empresa, independiente de la empresa madre. Leer más: ¿Qué Hacen Los Buenos Líderes?

El Liderazgo que Necesitamos en Cada Etapa

Las personas que lideran una organización tienen una gran responsabilidad De ellos depende lograr los resultados y convertirse en un excelente lugar para trabajar (lo que para una persona sería tener logros y ser felices durante el viaje). Es por eso que es importante tomar consciencia de este ciclo.

Las Reglas Cambian Dependiendo la Etapa

las reglas de liderazgo por etapa empresarialEs claro que no podemos aplicar las mismas reglas a todas las etapas de este ciclo. Si tratamos de ponerle reglas a un adolescente seguramente fracasemos en el intento. Los procesos e indicadores de desempeño (KPIs), por ejemplo, van a ser seguramente más adecuados y más aceptados por una organización adulta. Es importante también que las etapas ocupen su espacio. Es común tratar de acelerar el pasaje de la etapa de adolescente a la etapa de adulto y cuando esto ocurre la edad adulta es mucho más problemática.

El “Liderazgo Emprendedor”

En la primera etapa, la niñez, el estilo de liderazgo que se precisa es el “liderazgo emprendedor”, una persona o un grupo de personas que estén dispuestos a arriesgarlo todo y con mucho foco en la acción, en probar todo y adaptarse rápido sin aferrarse a nada. En esta etapa, tener éxito es crecer rápido o fracasar rápido y re-inventarse.

El “Liderazgo Adolescente”

Durante la adolescencia, precisamos un “liderazgo adolescente”. Este estilo de liderazgo debería ser arriesgado, sin problemas para delegar y generar nuevos equipos, con el entusiasmo de explorar nuevos mercados.  Crecer está primero, los riesgos después. El clima en una organización que está creciendo rápidamente se caracteriza por cambios rápidos, pro-actividad, libertad de acción, guiados en su mayoría por una visión y no tanto por procesos, procedimientos e indicadores, por lo cual los líderes adolescentes tienen que abrazar estas características de empresa y apoyarlas con entusiasmo.

El “Liderazgo Adulto”

El “liderazgo adulto” corresponde a la tercera etapa. Esta etapa debería comenzar cuando el crecimiento ya no es tan evidente y empiezan a aparecer dificultades para el logro de resultados. 

Por ejemplo, no alcanzar los objetivos financieros, problemas en la calidad de los productos y servicios, en el clima, clientes insatisfechos, etc. Este tipo de liderazgo se caracteriza por la necesidad de un mayor foco en las prácticas de gestión. Se requiere afinar la estrategia en forma más sistemática, definir y ajustar una estructura que responda a la estrategia definida, con la consecuente decisión sobre las personas.

Se comienzan a aplicar procesos y procedimientos, gestión de indicadores, creación de áreas nuevas como recursos humanos, oficinas con foco en la calidad, en los procesos, en riesgos y la continuidad de negocios. En esta etapa pasa a ser más importante estabilizarse, minimizar los riesgos, re-definir los productos y servicios para mejorar la calidad percibida por los clientes.

Todo esto para poder entrar en una nueva etapa de crecimiento, quizás no tan acelerado como el anterior, pero igualmente vital.

El “Liderazgo de Adulto Mayor”

Es difícil distinguir la etapa de adulto a la etapa de adulto mayor. El estilo de “liderazgo adulto” que puede permitir dilatar lo inevitable, es aquel que logra un balance entre mantener el control y la estabilidad y la innovación y el cambio.

Esto es posible solamente desarrollando el liderazgo en forma ordenada y acelerada, permitiendo que las nuevas generaciones tomen las posiciones más importantes de la organización y las renueven para evitar que las generaciones anteriores se aferren al pasado y destruyan el futuro.

En Una Misma Organización, Pueden Estar Presentes Todos los Estilos de Liderazgo

diferentes tipos de liderazgo por etapas

Es posible que una misma organización existan todos los estilos de liderazgo, áreas con liderazgo emprendedor, otras con liderazgo adolescente y otras con liderazgo adulto. Sin embargo, mantener esta combinación requiere mucha paciencia, cuidado y atención. Imagínese una empresa adulta, que es reconocida por sus clientes por la calidad y estabilidad de sus productos y servicios cuando crea una nueva división en una industria nueva que desconoce, una división “infante”.

Lo que se requiere en esta primera etapa es probar y observar qué funciona y qué no, es una etapa llena de errores. Pero los clientes de una empresa adulta que compran un nuevo servicio o producto de la misma empresa asumen que tendrán la misma calidad y solidez que los demás productos. Cuando esto no ocurre las quejas empiezan a hacerse notar, a escalar hasta la dirección y es en ese momento la decisión a tomar es aplicarle nuevas reglas a la empresa infante y proteger los clientes o sostener el espíritu infante y permitir clientes defraudados e insatisfechos con la marca.

En mi vida profesional he visto casos de empresas adolescentes compradas por empresa adultas que cuando le impusieron sus reglas lograron destrozarlas. Mantener varios estilos de liderazgo tiene grandes desafíos.

¿División de la Empresa, o una “Empresa Hija”?

empresas hijas xn partnersLos directivos deben evaluar seriamente si en lugar de crear una nueva división de la misma empresa no es más conveniente generar una “empresa hija”. ¿Se puede realmente soportar los errores de un niño o la rebeldía de un adolescente adentro de nuestra propia empresa? Si la respuesta es no, entonces deberíamos crear una nueva empresa con un nuevo nombre, dotarla de un nuevo liderazgo (un liderazgo emprendedor), acompañarla sobre todo en sus primeras etapas, pero debemos estar dispuestos a dejarla tomar sus propias decisiones, no deberíamos “controlarla”. En algún momento tendremos que permitir que siga su propio camino, seguramente entre su adolescencia y su edad adulta.

Según Wikipedia, en la actualidad solo 5.600 empresas tienen más de 200 años.

Según el Banco Mundial hay cientos de millones de pequeñas y medianas empresas en el mundo. La naturaleza y las estadísticas nos sugieren que sigamos este último camino en lugar de tratar de perdurar una empresa eternamente. Podemos sí reconocerla y ponerles nuestro apellido, pero será una nueva organización, con nuevos líderes, con sus propias decisiones. Al final en lugar de generar una empresa eterna estaríamos generando un árbol genealógico de empresas.

Las Empresas Como Organismos

Una Organización es un ser vivoSi entendemos a las empresas como organismos que tienen solo un fin económico quizá esto parezca una locura. Pero si las entendemos como un lugar donde las personas se desarrollan, un lugar donde se construyen relaciones de cooperación y aprendizaje, un lugar que genera valor para sus clientes y para la sociedad, quizá esta sea una solución a explorar.

Si bien ser padre o madre no es algo que nos genere un “retorno” económico (sino más bien todo lo contrario) es la experiencia más hermosa que nos toca vivir mientras pasamos por aquí. Además debe ser lindo vivir en un país lleno de empresas jóvenes y pujantes que son apalancadas por la sabiduría, experiencia y recursos de las empresas con más experiencia.

Los dejo con una pizca de sabiduría de [José Saramago], autor de origen portugués, recipiente del Premio Nobel en Literatura (1998):

“Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí. ¡Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder? ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo. El más preciado y maravilloso préstamo, ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos».

foto perfil Gonzalo Noya socio

Sobre el Autor

Gonzalo Noya

Socio y Líder de Práctica – Cambio / Gestión de Proyectos de Xn

Dirige los equipos de Servicios de Dirección de Proyectos, de Oficina de Gestión de Programas (PMO) y de Gestión del Cambio Organizacional de Xn. Diseña y Facilita soluciones de Cambio Organizacional con el enfoque positivo de la metodología de Indagación Apreciativa. Facilitador Senior de los talleres de Liderazgo y Gestión de Xn.

Fue Gerente de Servicios de Tecnología de IBM Uruguay y Paraguay y como Director de los programas y proyectos más grandes de IBM Uruguay. Durante su trayectoria en IBM recibió diversos reconocimientos, entre los que se destaca el de haber sido elegido como uno de los mejores 25 Directores de Proyectos de IBM a nivel mundial en 2004.

Lecturas Recomendadas

Una Organización Es Un Ser Vivo

Send this to a friend