Criticar para Construir

¿Cual es la diferencia entre una crítica constructiva y una crítica deportiva?

Compartir entrada

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
(Last Updated On: 14 marzo 2020)

¿Cual es la diferencia entre una crítica constructiva y una crítica deportiva?»

Algo que aprendí de un gran maestro: cuando tengas que “criticar”, antes de emitir tu opinión, trata de preguntar para verificar bien si entendiste correctamente. Esto se llama “verificación de la comprensión”.

En ocasiones nos encontramos con individuos que hacen todo lo contrario y que nos hacen recordar a una famosa frase de Groucho Marx: “Estuve tan ocupado escribiendo la crítica que nunca pude sentarme a leer el libro”.

Después de entender trata de contestar estas dos preguntas:

1- ¿qué fue lo que más te gustó?

2- ¿cómo lo mejorarías?

La primera pregunta asegura que te esfuerces en leer/escuchar bien para entender bien, y así lograr apreciar (dar valor) a lo que dice el otro.

La segunda pone a tu cerebro en modo construcción. En la búsqueda de mejores alternativas. En modo creación.

Estas preguntas eliminan una reacción rápida que, muchas veces, es “destructiva”. Expresiones como  “no estoy de acuerdo” sin agregar argumentos,  no construyen nada.

Es difícil encontrar soluciones perfectas, siempre tienen un punto débil.  Es común ver personas que toman ese punto débil y lo magnifican, especialmente cuando esa solución no los convence o no les conviene en forma personal.

Si alguna vez se encuentra en esa situación intente pedirle a la persona que se encuentra criticando: “Por favor, ayúdame, dame una mejor alternativa”.  Esta frase dirige la conversación hacia una nueva alternativa mejor o, si no lo hay, corta esa crítica “deportiva” que tanto mal hace a las conversaciones.

Necesitamos construir. Ayudarnos a pensar y ser mejores. Pensando, intercambiando ideas, preguntando para aclarar, cuestionando hasta nuestras más profundas creencias.

En la sociedad del conocimiento y de la innovación, que cambia vertiginosamente, esa debería ser nuestra “obsesión”: aprender permanentemente.

Post relacionado: Actitud de Mejora Continua.

Contenidos de la Entrada

¿Te gustó esta entrada? ¡Compártela!

Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Xn

Mantente al tanto de próximos eventos, capacitaciones, y recibe artículos sobre liderazgo y gestión diréctamente a tu inbox. Jamás compartiremos tu información.

Abrir whatsapp
🤔 ¿Tienes alguna duda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?