¿Prefiere ver un video de una versión acotada de esta entrada?

¿Excelencia técnica o trabajo en equipo?

El Trabajo en Equipo

Manos aferrandose - trabajo en equipoTodos tenemos que aspirar a tener en nuestros equipos personas excelentes técnicamente y que sean jugadores de equipo. Esto es muy fácil de declarar y ojalá fuera fácil de conseguir, pero lamentablemente una de las preguntas más frecuentes que recibimos cuando trabajamos con equipos es la siguiente:

Tengo una persona en mi equipo que es excelente técnicamente, pero no es un buen jugador de equipo. ¿Qué hago?

Hemos armado grupos de discusión con líderes y personas que han tenido experiencia trabajando en equipos para evaluar y discutir sobre ventajas y desventajas de los diferentes cursos de acción y se producen ardientes debates. Las personas excelentes técnicamente entregan resultados en su campo de especialidad y, por lo tanto, cualquier conversación en torno a esta pregunta tiene un sesgo importante a proteger a estas figuras, pues en las organizaciones (al igual que en el fútbol) los resultados mandan. La solución evidente parecería ser mirar para un costado. Sin embargo, el sólo hecho de que esta sea una pregunta tan repetida y con tanto debate nos muestra que lo que tenemos que hacer no es tan obvio, hay algo que nos incomoda. Claramente el impacto de no lograr los resultados es más visible que el impacto de tener a alguien en el equipo que no colabora o, lo que es peor, que provoca problemas con sus colegas. Para poder apreciar mejor este impacto tenemos que entender la razón por la cual trabajamos en equipo y cuáles son los factores determinantes en la formación de un equipo de alto desempeño.

¿Por qué trabajamos en equipo?

Persona cuestionandose - Por qué trabajamos en equipoLas personas se agrupan para lograr cosas que solos no podrían lograr. Esta es la razón casi trivial por la cual trabajamos en equipo. Es notorio que hay equipos que tienen un desempeño muy superior a otros tanto en las organizaciones como en el deporte. Google considera que los equipos son un factor crítico de éxito y por eso le interesó entender porque algunos de sus equipos tenían mejor desempeño que otros. Realizó una investigación que comenzó en 2012, llamada Proyecto Aristóteles, en la que observó durante dos años a 180 equipos de trabajo. Una de las conclusiones más reveladoras de este estudio fue que la superioridad individual es menos importante que la capacidad de colaborar, dicho de otra forma, encontró que los equipos con los jugadores con más capacidad técnica que colaboraban en forma limitada, tenían peores resultados que aquellos equipos con menor capacidad técnica que eran más capaces de colaborar.

¿Qué factores permiten el éxito de un equipo?

Checklist - factores que permiten el éxito de un equipoGoogle encontró también 5 factores clave que existen en los equipos de mayor desempeño, que son los siguientes:

  • Seguridad psicológica: Los integrantes no tienen miedo de arriesgarse, ni se sienten vulnerables frente al resto de sus colegas. No les da vergüenza expresar sus ideas porque se sienten seguros en su grupo.
  • Dependencia: “Puedes contar conmigo”. Los miembros confían los unos en los otros, y saben que el trabajo estará hecho a tiempo – sin que falte calidad.
  • Estructura y claridad: Cada miembro del equipo sabe cuál es su función, planes y objetivos.
  • Significado de mi trabajo: El trabajo no sólo es trabajo, tiene una relevancia personal para cada integrante del equipo.
  • Impacto: A cada miembro no sólo le concierne que se entregue un proyecto a tiempo, le da importancia al propósito de su trabajo, cuestionándose qué impacto tendrá y qué consecuencias y cambios provocará.

Cualquier persona del equipo que atente contra alguno de estos factores estará bajando el desempeño total del equipo. O sea que por más buenos que sean los resultados individuales de una persona del equipo, el estudio demuestra que mantenerlo en el equipo reduce el resultado total. En particular el primer factor, la seguridad psicológica, fue por lejos el más importante y determinante para la formación de un equipo de alto desempeño. Por lo tanto, mantener a una persona en el equipo que haga que los demás se sientan cuestionados, tengan miedo a expresar sus ideas o se sientan vulnerables es un riesgo enorme para el desempeño total del equipo, por más resultados individuales que produzca.

La capacidad de colaborar

Manos - la capacidad de colaborarEn su libro “De animales a Dioses” Yuval Noah Harari, expone como el Homo Sapiens pasó de ser uno de los animales más débiles a gobernar el planeta casi como si fuéramos “dioses”. A priori uno podría suponer que lo que nos hizo diferentes al resto de los animales es nuestro cerebro, nuestra inteligencia. Sin embargo, el hombre de Neandertal (Homo Sapiens Neanderthalensis) también era inteligente. Tenían un cerebro más grande que el nuestro y, por si eso fuera poco, eran más musculosos. En las películas se ilustra al Neandertal con arquetipos bestiales y estúpidos. La siguiente imagen es una reconstrucción especulativa de un niño neandertal. Claramente dista mucho de esas burdas caricaturas. ¿Cómo puede ser entonces que teniendo superioridad individual, siendo más fuertes y con más cerebro, se hayan extinguido y nosotros no? Harari sostiene que lo que nos hizo “ganar” la batalla frente a los Neandertal no fue nuestra inteligencia, sino nuestra capacidad de colaborar a gran escala. Los Neandertal también podían colaborar, pero los individuos de tribus vecinas eran vistos como enemigos y, por lo tanto, su capacidad de colaboración se restringía solo a su tribu. Nosotros logramos colaborar a mayor escala y por eso todavía estamos aquí. En conclusión, nuestra propia especie demuestra que la capacidad de colaborar es más determinante, en los resultados como equipo, que la superioridad individual.

Desde Xn Partners

Logo de xn partnersDesde nuestra experiencia

Google podría estar equivocado, Harari también y, quizá, nuestra especie esté gobernando el planeta por alguna otra razón. Pero, desde nuestra experiencia, hemos podido apreciar el impacto en la moral y en el desempeño del equipo cuando un individuo tóxico para el resto se aleja, incluso cuando ese individuo tenía altísimas capacidades técnicas. Cada uno tiene que elaborar su propia respuesta, pero debería poner en la balanza estos hallazgos y en especial lo que es evidente: un equipo se construye en base a la confianza entre los individuos. Un individuo brillante genera respeto. Pero el respeto no es confianza. Alguien competente que genere confianza es mejor que alguien más brillante que no la genere o peor aún, que la destruya.

Sobre el Autor

Gonzalo Noya
Socio / Líder de Práctica – Gestión del Cambio y Gestión de Proyectos

LinkedIn

foto perfil Gonzalo Noya socio

Dirige los equipos de Servicios de Gestión de Proyectos y de Gestión del Cambio Organizacional de Xn. Diseña y Facilita soluciones de Cambio Organizacional con el enfoque positivo de la metodología de Indagación Apreciativa. Facilitador Senior de los talleres de Liderazgo y Gestión de Xn.

Fue Gerente de Servicios de Tecnología de IBM Uruguay y Paraguay y como Director de los programas y proyectos más grandes de IBM Uruguay. Durante su trayectoria en IBM recibió diversos reconocimientos, entre los que se destaca el de haber sido elegido como uno de los mejores 25 Directores de Proyectos de IBM a nivel mundial en 2004.

¿Excelencia técnica o trabajo en equipo?

Send this to a friend