Los Jefes y el Desarrollo de las Personas

Los jefes son responsables de lograr los resultados deseados a través de su equipo y de crear el mejor clima organizacional. Las dos cosas. A la vez. Para eso necesitan crear un equipo de alto desempeño, fijar su rumbo con metas individuales y grupales, desarrollar a cada uno de los individuos y reconocer los logros.


El Salto de Contribuyente Individual a Jefe


desarrollo de personas a jefes

Cuando uno es nombrado jefe (gerente, supervisor, o cualquier otro “título nobiliario” que implique tener gente a cargo), tiene que aprender, al decir de Jack Welch que “ahora se dejó de tratar de usted. Se trata de los demás”. Esos “demás” son las personas que le reportan. Si realmente quiere ser un buen jefe y lograr los resultados, mas vale que le importe su gente.

Cada uno de ellos. Usted es responsable por su desarrollo. Usted es su coach personal. Por lo tanto tendrá que identificar fortalezas y debilidades. Tendrá que felicitar, reconocer y corregir, y eventualmente rezongar. Como coach usted es responsable de su desarrollo. Por eso siempre entendí que el mejor coach es el jefe—porque, además de ser su responsabilidad, es el que esta “mirando la jugada”.


Debilidades y Fortalezas de las Personas


fortalezas-y-debilidades-desarrollo-empleadosCuando hablamos de desarrollar, muchas veces los jefes cometen el error de trabajar solamente con las debilidades de las personas a su cargo. Es cierto, para estirar capacidades, debemos mejorar algunas áreas que nos son mas difíciles. Sin embargo, los buenos jefes se dedican, mas que nada, a identificar las fortalezas de cada uno de los que trabajan en su equipo. Tratan de asignarles las tareas que mas le gustan y donde pueden realmente ser excelentes.

No quiero que se me malinterprete: no quiero decir que sólo hay que hacer lo que a uno le gusta. En todo trabajo hay partes de él que “tenemos” que hacer de todas maneras. Los buenos jefes les dan desafíos para que sus fortalezas los hagan brillar. Podemos contribuir mucho mejor a la performance global del equipo si jugamos en el lugar que explota nuestras fortalezas. Por eso la frase de Baldano sobre Menotti y Maradona es excelente:

“Si Menotti se hubiera dedicado a enseñarle a Maradona a jugar con la derecha, nos hubiéramos perdido a uno de los mejores jugadores de todos los tiempos” – Valdano

Leer más: ¿Qué Hacen los Buenos Líderes?

Post de interés: Los Secretos de la Colaboración Creativa


Las Personas y el Desarrollo de las Personas


mejora-continua-desarrollo-personalLos jefes y el desarrollo de las personas es una parte de la ecuación. Esa es una cara de la moneda. La otra, es la más importante.

El desarrollo de cada uno es responsabilidad de cada uno. Uno de los primeros libros que hablan sobre el trabajo de Jack Welch se llama “Controle su destino o alguien lo hará por usted”. Con el título alcanza.

Y acá hay dos conceptos: el de mejorarse a sí mismo y el de la transformación del trabajo (que incluye el primero).

Mejorarse a sí mismo:

Cada uno de nosotros es consciente de en qué áreas es bueno y en qué áreas tiene que mejorar (si no lo sabe, pregunte!!! Quizás no le guste lo que va a escuchar, pero es la única manera de aprender!). Y debería tener la disciplina para entrenarse y mejorar las áreas donde uno no es bueno.

La Transformación del Trabajo:

Si se dedica a pensar cómo lo que hace se puede hacer mejor, más rápido, más barato, seguramente estará desarrollándose. Estará haciendo dos cosas: transformando el trabajo (una responsabilidad clave) y desarrollando nuevas habilidades, con lo que está trabajando en sí mismo.

Leer más: ¿Estamos Dedicando Tiempo a la Transformación?

Leer más: Pilares de Cambio Organizacional


«Acá Siempre se Hizo Así»


aca-siempre-se-hizo-así

De No Más Pálidas:

“…Es así que muchas personas siguen haciendo su tarea de la misma manera que la han hecho siempre. Adoptan una actitud que es suicida: “mientras nadie diga nada, mejor dejar las cosas como están”. El tiempo pasa y lo que antes no era urgente o evidente, cambia. Hasta que alguien se da cuenta que esa tarea lleva años haciéndose de una forma ineficiente o que incluso que ya no es necesaria. Y ahí es cuando la persona “se va con el trabajo”.

De nada vale quejarse, patalear, porque la responsabilidad es de uno mismo… Somos nosotros los que debemos hacernos cargo de mejorar nuestro trabajo. Cada uno debe estar permanentemente pensando cómo hacer las tareas de forma eficiente. Si no lo hacemos nosotros en algún momento alguien lo va hacer por nosotros.

La incapacidad para manejar la renovación personal es una desgracia individual y colectiva. Es una discapacidad psicológica y social que merece la máxima atención del liderazgo. Liderazgo no es hacer lo que la gente quiere, es invitar a la gente a ir a un lugar al que nunca hemos ido porque es mejor para todos. Y este viaje implica actitud de aprendizaje y cambio personal.”

En la Sociedad del Conocimiento y en los tiempos en que vivimos estos procesos de transformación del trabajo ocurren continuamente y cada vez más rápido. Recordemos la frase que dice que “los que dicen que algo no se puede hacer son generalmente interrumpidos por alguien ¡haciéndolo!” (¡Hasta hicimos un fondo de pantalla con esta frase!)

Muchas veces escuché frases como ésta: “….a mi no me capacitaron en esto….”, ”….la empresa debería encargarse de mejorar mis conocimientos….” , “…mi jefe es responsable por mi desarrollo….”

Es cierto, puede ser; pero al final de cuentas, ¿de quién es la responsabilidad de “hacerse” mejor?  ¿Quién es el más responsable del desarrollo de uno mismo? Y, además, hoy hay muchas menos excusas que antes: Internet lo ha puesto al alcance de todos. Así que, el desarrollo de las personas es cuestión de la mismas personas. De cada uno de nosotros: esto representa la Actitud de Mejora Continua y Actitud de Responsabilidad.

[easy-tweet tweet=»Hagámonos cargo de las consecuencias de nuestros actos.» template=»light»]

Autor: Enrique Balino

Sobre el Autor

Enrique Baliño

Socio Fundador y CEO de Xn

Fue Presidente y Gerente General de IBM Uruguay; Director de Satisfacción de Clientes, Director de Sector Público para IBM Latinoamérica; Presidente y Gerente General de IBM Latinoamérica Sur. Es miembro del directorio de varias empresas y ONG’s.

En 2010 publicó “No Más Pálidas — cuatro actitudes para el éxito”, que se convirtió rápidamente en (y continúa siendo) uno de los libros más vendidos en el Uruguay.

Los Jefes y El Desarrollo de las Personas

Send this to a friend